Pacientes oncológicos y salud oral

Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, para dar visibilidad y concienciar sobre esta enfermedad, que es la segunda causa de muerte en todo el mundo.

El cáncer es una enfermedad cada vez más frecuente que afectó a casi 300.000 personas el año pasado en España. Se trata de una patología que engloba a más de 200 tipos de enfermedades en las que las células cancerosas aparecen como consecuencia de alteraciones de los cromosomas. Estas células cancerosas, independientemente del tipo de cáncer, presentan la capacidad de multiplicarse y diseminarse por todo el organismo de manera descontrolada.

Los efectos secundarios ocasionados por la quimioterapia y la radioterapia en diferentes partes del organismo son de sobra conocidos, pero muchas personas desconocen las repercusiones que se producen a nivel oral.

Repercusiones de los tratamientos oncológicos sobre la salud oral

Tanto la quimioterapia como la radioterapia dan lugar a la aparición de complicaciones en la boca que a parecen justo después de haber iniciado la terapia oncológica y, también, a medio plazo.

Las complicaciones inmediatas que nos podemos encontrar en la cavidad oral son irritación de la mucosa oral, alteración del gusto, ardor constante y sequedad bucal. A medio plazo pueden aparecer otras complicaciones, derivadas de las inmediatas de las consecuencias inmediatas de los tratamientos, como el aumento de la incidencia de caries, dificultad a la hora de tragar y lesiones necróticas de la mucosa oral. También pueden influir las patologías dentales y bucales preexistentes y la mala higiene oral, que juegan un papel importante en la aparición de complicaciones orales durante el tratamiento del cáncer.

¿Cómo cuidar la salud oral durante un proceso oncológico?

Los pacientes oncológicos deben prestar especial atención a su salud oral antes, durante y después de su tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Antes de iniciar el tratamiento oncológico:

Es recomendable realizar una exploración oral minuciosa, acompañada de radiografías y elaborar una historia clínica detallada en la que se determine si estado de salud bucodental del paciente es malo, regular o bueno.

Una vez categorizado el estado de salud oral, el odontólogo podrá planificar los tratamientos necesarios para sanear la cavidad oral, teniendo especial cuidado en caso de ser necesaria la extracción de alguna pieza dental.

Las exodoncias deben realizarse 15 días antes de iniciar la terapia oncológica como mínimo, para asegurar su correcta cicatrización y evitar posibles complicaciones.

Además, es de vital importancia la cooperación del paciente a la hora de mantener una correcta higiene oral diaria que nos ayude a evitar la aparición de patologías futuras. El odontólogo proporcionará al paciente pautas individualizadas para el adecuado cuidado oral diario durante esta fase.

Durante el tratamiento oncológico:

Los pacientes que están recibiendo tratamiento para el cáncer experimentan una bajada de defensas que les hace más vulnerables a las infecciones. Por ello, se planificarán revisiones periódicas para monitorizar el estado de salud bucodental y el odontólogo explicará al paciente cómo evitar las infecciones y qué pautas debe seguir para mantener una buena higiene oral.

Durante esta etapa se van a evitar los tratamientos dentales invasivos, a no ser que el paciente requiera atención urgente. En ese caso, el tratamiento se realizará en ámbito hospitalario y en coordinación con el oncólogo, igual que el tratamiento de las complicaciones orales que pudieran aparecer como consecuencia de la quimioterapia y la radioterapia, como la sequedad bucal.

Después del tratamiento oncológico:

Una vez finalizado el tratamiento oncológico, se establecerá un programa de revisiones periódicas para valorar las posibles secuelas de la terapia oncológica.

En esta etapa podremos realizar los tratamientos dentales que se consideren necesarios, evitando la confección de prótesis dentales, exodoncias e implantes durante el primer año, ya que podrían presentarse complicaciones importantes.

El principal objetivo en cuanto a la salud oral de pacientes oncológicos es tratar o estabilizar la patología oral existente para minimizar las complicaciones durante y después de la terapia oncológica, aumentando así la calidad de vida de estos pacientes.

Confía en profesionales especializados

Los tratamientos dentales deben adecuarse a la situación y al estado de salud general de cada paciente ya que, como hemos visto, hay circunstancias en las que algunos procedimientos están contraindicados o hay que tomar precauciones adicionales.

Informa siempre a tu odontólogo de los tratamientos farmacológicos que tomas de manera habitual y de si padeces alguna situación especial de salud que pueda influir en tu tratamiento odontológico.  

En la Clínica Universitaria contamos con odontólogos especializados en el tratamiento de adultos y niños con circunstancias especiales:

  • Pacientes con enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, etc.
  • Pacientes oncológicos
  • Pacientes con discapacidad intelectual
  • Pacientes ancianos
  • Pacientes anticoagulados
  • Pacientes con prótesis articulares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s