Terapia Ocupacional y la comida

Terapia Ocupacional y los problemas de alimentación de los más peques

dsc_0287

Que nuestro hijo/a no coma supone una gran preocupación para los padres, influyendo en el clima familiar, ya que la hora de la comida se convierte en una situación de conflicto y ansiedad por parte de todos los miembros de la unidad familiar.

El porqué de que no coma puede ser por diversos factores, problemas en la deglución, masticación o problemas con la tolerancia a los alimentos. Nos vamos a centrar en esta última situación: Cuando un niño prefiere purés, yogures, o siempre se inclina por los alimentos triturados, líquidos y/o busca excusas para evitar probar alimentos nuevos y/o evita trozos enteros porque le produce ansiedad, inquietud, rabietas, llegándose a provocar hasta arcadas… Puede ser que nos encontremos ante un problema de integración sensorial.

fruit-2305192_1920

Los niños comienzan a alimentarse a través del pecho materno o del biberón. Esta alimentación se lleva a cabo por un reflejo innato, el de succión y mordida. A medida que se van incorporando alimentos nuevos en la dieta del pequeño, el niño se enfrenta a nuevos retos y a su vez a un aprendizaje continuo, en su día a día, que influye en todos los aspectos del desarrollo.

La boca es un órgano que contiene muchos receptores a nivel sensorial, estos nos ayudan a identificar qué es por la textura, forma, temperatura o sabor que presenta y guían paso a paso el proceso de comer, masticar y tragar.

En un primer momento,  puede que el niño escupa el nuevo alimento introducido en la boca, esto puede ser normal, el problema viene cuando esta conducta se repite en el tiempo y da lugar a situaciones de malestar a las horas de la comida, tanto por parte del niño, al que le supone un mal trago (nunca mejor dicho), como para los padres que les causa inquietud, preocupación ¿estará bien alimentado?, ¿por qué se comporta así?

Este malestar en los niños se produce porque las sensaciones que se experimentan al entrar en contacto el alimento con la cavidad bucal o alrededor de la boca, no son integradas correctamente por el niño y la reacción que causa es negativa.

En ocasiones, esta defensa táctil en la alimentación también se puede ver reflejada en otros ámbitos del día a día, con diferentes tipos de texturas, por ejemplo, arena, pintura de dedos o algunos tipos de ropa. Cuando el niño entra en contacto con ciertas texturas le causa irritación o malestar dando lugar, en ocasiones, a excusas para evitar esas sensaciones  desagradables para él. En el interior del niño, esto lo experimenta como una amenaza, por ello,o se pone tenso, se activa su estado de alerta y si es posible incluso evitan o huyen.

El problema reside en la incapacidad que tienen para integrar las sensaciones que reciben de los alimentos. Por ello, desde Terapia Ocupacional abordamos estos problemas en la alimentación mediante el juego y técnicas de integración sensorial. ¿Cómo aprender a través del juego? en el cole, los niños aprenden conceptos académicos principalmente, pero es mediante el juego donde los más pequeños aprenden a aprender cosas novedosas, situaciones nuevas. Por ello, el juego es una herramienta fundamental que hace que la hora de la comida no suponga una situación de malestar parar el peque.

boy-709943_1920

Durante las sesiones se trabaja, con diferentes texturas (arena, espuma, sal, piedras telas, pelotas de pinchos, algodones, arroz, garbanzos, espaguetis…) favoreciendo un espacio de juego placentero, donde se trabaja la tolerancia a todas las texturas, creando poco a poco unas respuesta adecuadas que darán lugar a un correcto aprendizaje. Para poder conocer todas las cualidades y no rechazar ciertos estímulos, debemos permitirnos mancharnos, tocarlo, olerlo, chuparlo, pisarlo, tirarlo, manipularlo…

baby-1852940_1920

Es un aprendizaje lento, y cada niño requiere su tiempo. Por ello, es fundamental el trabajo conjunto entre todos los ambientes donde se desenvuelve el niño: familia, cole, otros profesionales… Si su hijo presenta estas conductas de evitación de texturas con los alimentos y/o con ciertos objetos, póngase en contacto con un Terapeuta Ocupacional formado en integración sensorial, podemos ayudarlos.

Si necesitas ayuda puedes pedir información en:

CONTACTO

CITA PREVIA
Teléfono: 91 488 89 28
Whatsapp: 692 65 96 36
Correo electrónico: clinica.citas@urjc.es 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s