DAÑO CEREBRAL

26 DE OCTUBRE  DE 2018
DÍA DEL DAÑO CEREBRAL

head-1230669_1280

¿Qué es el Daño Cerebral Adquirido?

Área de neuropsicología.- El daño Cerebral Adquirido es la afectación de estructuras cerebrales en personas que han nacido sin ningún tipo de patología neurológica, es decir el daño es sobrevenido. La prevalencia en España es de más de 400.000 personas, siendo la principal causa de diversidad funcional en los países desarrollados.

El grado de afectación depende del tipo y gravedad del daño, así como de las características personales de cada persona (edad, personalidad y capacidad previa, etc.). Las causas más comunes del daño cerebral adquirido son:

  • Los traumatismos craneoencefálicos: daño cerebral producido por un trauma o golpe (accidentes de tráfico, laborales y/o deportivos)
  • Accidentes cerebrovasculares (ictus): daño cerebral provocado por la interrupción del sistema de riego sanguíneo (trombosis, embolias, derrames cerebrales, ruptura por aneurismas etc.)
  • Anoxias o hipoxias: ausencia total o parcial de oxígeno en el cerebro durante un tiempo determinado. Esta ausencia de oxigeno produce la muerte del tejido cerebral que se ha quedado sin oxígeno.
  • Tumores cerebrales: el tumor en sí mismo como su cirugía producen daños en las estructuras cerebrales
  • Otras causas: encefalitis, intoxicaciones etc.

¿Cuáles son las secuelas del Daño Cerebral Adquirido?

brain-3168269_1920

Las afectaciones del daño cerebral adquirido pueden varían mucho de un paciente a otro y depende del tipo de patología y de la localización del daño cerebral. Las afectaciones principales son en el plano físico (problemas de movilidad de una parte del cuerpo, dolores, deterioro de la masa muscular, problemas de equilibrio, temblores, falta de sensibilidad, etc.), cognitivo (problemas de atención, memoria, lenguaje y/o funciones ejecutivas) y emocional (ansiedad, depresión, irritabilidad, cambios de personalidad, etc.).

Una característica frecuente en las personas con daño cerebral adquirido es la falta de conciencia de los déficits (Anosognosia), especialmente de las alteraciones cognitivas y/o emocionales. Esta falta de conciencia provoca que la persona afectada rechace ayuda a la hora del cuidado o rehabilitación. Esta falta de conciencia se debe al daño de estructuras cerebrales relacionadas con la conciencia, no se debe a una variable emocional de negación de la situación.

Pueden destacarse tres fases temporales en el daño cerebral adquirido:

  • Fase crítica: la persona se encuentra estable pero la probabilidad de complicaciones sigue siendo elevada. Esta fase se desarrolla en los Hospitales
  • Fase aguda: la persona se encuentra estable neurológicamente. Aparecen secuelas en el plano físico (deterioro de la masa muscular, hemiplejia, dolor, temblores, falta de sensibilidad, etc.), cognitivo (confusión, problemas de atención, de memoria etc.) y emocional (labilidad emocional, irritabilidad, depresión, ansiedad, apatía etc.). Esta fase se desarrolla en los Hospitales
  • Fase rehabilitadora: la persona se encuentra estable neurológicamente. Las secuelas en el plano físico, cognitivo y emocional son evaluadas para establecer un plan de intervención especializado desde distintas disciplinas (neuropsicología, psicología clínica, fisioterapia, terapia ocupacional y enfermería).

¿Qué le sucede al cerebro con Daño Cerebral Adquirido?

Depende del tipo de daño. Por lo general lo que sucede en el daño cerebral adquirido es que las estructuras cerebrales afectadas dejan de funcionar total o parcialmente, no pudiendo conectarse correctamente con otras áreas cerebrales.

¿Cómo se evalúan las secuelas del Daño Cerebral Adquirido?

DSC_1639

La gran diversidad de secuelas tras sufrir un daño cerebral adquirido hace imprescindible una evaluación neurocognitiva individualizada previa al inicio de la rehabilitación.

Los dominios cognitivos evaluados son: la memoria, el lenguaje, la percepción, la atención, las funciones ejecutivas (velocidad de procesamiento, memoria de trabajo, planificación, flexibilidad cognitiva, ejecución dual, inhibición y toma de decisiones), las capacidades motrices y las capacidades funcionales. Todos estos parámetros son evaluados y reflejados en un informe neuropsicológico a cargo de nuestro equipo de expertos (Neuropsicología, Terapia Ocupacional y Fisioterapia).

Una evaluación neuropsicológica detallada es capaz de revelar leves dificultades cognitivas, motoras y/o emocionales.

¿Se puede intervenir sobre el Daño Cerebral Adquirido?

brain-1787622_1920

Actualmente, la combinación de los tratamientos farmacológicos junto con la neurorehabilitación son los métodos más efectivos. En Clínica Universitaria Rey Juan Carlos disponemos de un equipo multidisciplinar especializado en neurorehabilitación. Este equipo está formado por neuropsicólogos, psicólogos clínicos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y enfermeros.

Es fundamental que la intervención sea individualizada y en el contexto natural del paciente. Además, no solo se atiende a la persona con daño cerebral, se atiende e involucra a la familia más cercana al paciente, para que la rehabilitación sea lo más exitosa posible.

Si necesitas ayuda puedes pedir información en:

CONTACTO

CITA PREVIA
Teléfono: 91 488 89 28
Whatsapp: 692 65 96 36
Correo electrónico: clinica.citas@urjc.es 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s