Ansiedad infantil

TRASTORNOS DE ANSIEDAD INFANTIL

bullying-3089938_1920

La ansiedad es una emoción común a todas las personas. Se trata de una reacción que aumenta la actividad del sistema nervioso vegetativo ante estímulos que interpretamos como amenazantes. Cuando la ansiedad alcanza una intensidad excesiva o aparece en situaciones donde no hay un motivo real de alarma, provocando malestar y alterando el funcionamiento fisiológico y psicosocial, es cuando pasa de ser una emoción adaptativa a patológica.

Los niños y adolescentes presentan trastornos de ansiedad como los adultos. Determinados sucesos como el comienzo del colegio, el nacimiento de un nuevo hermano, pérdida de un familiar, cambio de domicilio o de colegio, pueden precipitar la aparición del problema. Algunos son más frecuentes que otros, por ejemplo, la ansiedad generalizada es más frecuente que el pánico. Otros problemas son más comunes y específicos a una edad determinada, como la ansiedad al separarse de los padres o personas de referencia para el niño/a.

A diferencia de los adultos, las repercusiones de la ansiedad infantil pueden ser más negativas, dado que interfieren en el proceso de desarrollo, y en algunos casos se cronifican o evolucionan a patologías más severas.

ALGUNOS TIPOS DE ANSIEDAD

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

baby-2833528_1920
Es muy frecuente en la infancia. Se inicia alrededor de los 6 meses y a los 2 años de edad se intensifica. Se trata de un temor a la ausencia de las figuras de apego del niño, lo que supone un mecanismo de protección frente a los peligros del entorno. Cuando la ansiedad es desproporcionada porque supera notablemente a lo esperado para el desarrollo evolutivo del niño y afecta a su funcionamiento, se convierte en un trastorno psicológico.

Es el trastorno más prevalente en los menores de 12 años, la edad media de los niños que padecen este trastorno son 9 años. Hay diferencias en edad y género, en las características clínicas del trastorno, por ejemplo, los mayores presentan preocupaciones sobre desastres específicos como accidentes o muerte de la figura de apego, y las niñas muestran mayor oposición a ir al colegio.

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

crying-1315546_1920

Se define como la ansiedad excesiva o preocupación de difícil control ante un gran número de acontecimientos y actividades, presente la mayoría de los días durante al menos 6 meses.

Se manifiesta con una o varias de las siguientes características: inquietud o sensación de “tener los nervios de punta”, facilidad para fatigarse, dificultad para concentrarse o “quedarse la mente en blanco”, irritabilidad, tensión muscular, alteración del sueño, entre otras. La ansiedad desproporcionada afecta al niño, a la familia, a su rendimiento académico y en sus relaciones sociales.

La preocupación de los niños y adolescentes con este trastorno abarca una amplia gama de áreas: competencia personal, rendimiento académico, relaciones sociales (aprobación social incluso cuando no se encuentra expuesto a la evaluación por parte de sus iguales), preocupación por catástrofes, etc. Suelen ser conformistas, perfeccionistas e inseguros de sí mismos. La preocupación se acompaña de malestar físico como dolor de cabeza, muscular o nauseas. No se encuentran diferencias de género en la infancia pero en la adolescencia este trastorno es más común en las chicas.

TRASTORNO DE PÁNICO

child-1439468_1920
Un ataque de pánico es la aparición brusca de malestar que alcanza su máxima intensidad en pocos minutos, durante el cual se experimenta al menos 4 de estos síntomas:

  • Palpitaciones
  • Sudoración
  • Temblor
  • Sensación de ahogo o asfixia
  • Sensación de atragantamiento
  • Malestar o dolor torácico
  • Malestar abdominal o nauseas
  • Mareo o desmayo
  • Escalofríos o sofocación
  • Miedo a perder el control y volverse loco
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Sensación de irrealidad o despersonalización
  • Miedo a morir

Para poder diagnosticar el Trastorno, el ataque de pánico debe producir en el mes o meses siguientes preocupación por nuevos ataques y sus repercusiones negativas, cambios en el comportamiento como evitar lo que pensamos que ha provocado el ataque de pánico o situaciones desconocidas.

Es el trastorno de ansiedad que más tarde se inicia, entre los 13 y los 14 años, siendo poco habitual que se de en la infancia. El curso tiende a ser crónico y es común que se presente en comorbilidad con otros trastornos de ansiedad como la agorafobia o con depresión.

Puedes escuchar la entrevista de nuestra psicóloga en Onda Fuenlabrada sobre este tema

Si necesitas ayuda puedes pedir información en:

CONTACTO

CITA PREVIA
Teléfono: 91 488 89 28
Whatsapp: 692 65 96 36
Correo electrónico: clinica.citas@urjc.es 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s