VOLVER A EMPEZAR…

VOLVER A EMPEZAR… DESPACITO Y CON BUENA LETRA

Alfonso Gómez-Gil. Terapeuta ocupacional.– ¿Cómo abordar el inicio de curso? Reducir las luchas del año pasado, aprender sobre errores que se cometieron tiempo atrás, afrontar el nuevo año con energía, mantener la ilusión de empezar nuevas asignaturas, nuevos cuadernos, nuevas agendas… Empezar un nuevo curso escolar.

CÓMO PUEDO PREPARAR A MI HIJ@ PARA EL COMIENZO DEL CURSO

children-808664_1920

La vuelta de verano indica un cambio de rutina, hay que volver a madrugar, preparar clases, volver a hacer los deberes por la tarde. El día a día en verano facilita la toma de decisiones sobre el tipo de actividades que se quieran hacer, mayoritariamente de tiempo libre y ocio, pero cuando se vuelve a la rutina, cuesta mucho el esfuerzo de mantener la atención en clase, de organizar la mochila, aprender a manejarse con las nuevas asignaturas, conocer a los nuevos profesores, y otras actividades escolares. ¿Cómo puedo facilitar que mi hij@ vuelva a su vida en la escuela? Algunas pautas que pueden ayudar son:

colored-pencils-2562077_1920

– Organizar las nuevas asignaturas: Organizar el curso, comprando y planificando el nuevo material que se necesita, es una manera de hacer partícipe a su hijo/hija. Se sienten importantes e ilusionados sobre las nuevas clases que van a recibir, y sobre todo lo que van a aprender. Bolígrafos, lápices, estuches, mochilas, material de clase y material para hacer los deberes.

Es importante que se tengan en cuenta los intereses que tengan a la hora de ir a comprar, ya que se puede aprender sobre su manera de razonar, de saber para qué quieren cada cosa, y cómo lo van a utilizar. No es bueno comprar porque si, sin hacerles pensar sobre la finalidad de lo que vayan a comprar.

Es recomendable que con niños menores de 8 años se haga de una forma lúdica, hacerlo como si fuese un juego. Cuando se le pida buscar objetos, es bueno premiarles diciendo lo bien que lo ha hecho, o lo que pueden mejorar si no han cogido el objeto adecuado. Es preferible que el adulto no haga la tarea si su hij@ no lo ha hecho bien (el seguir órdenes facilita el aumentar la responsabilidad en la actividad, si lo asume un adulto aprenderá a que cuando existen dificultades o no se lleva a cabo el resultado que se esperaba, es preferible abandonar para que lo haga un adulto).

watch-1893395_1920

– ¿Cuál es el nuevo horario de la semana? Para que estructure un horario que lo pueda mantener durante todo el año, es mejor hacerlo personalizable para que se sienta identificado con él, es recomendable comprar una cartulina y colores:

¿Para qué? Las actividades manipulativas y creativas facilitan el correcto desarrollo de la atención visual, coordinación de la mano y el ojo, y trabajo de la escritura. A parte de ser un alimento perfecto para la creatividad que potencia la resolución de problemas.

¿Cómo lo hago? Es recomendable que sea el pequeño o la pequeña, la que estructure y planifique cómo hacerlo, es decir:

  • ¿Qué colores se van a utilizar? ¿O blanco y negro?
  • ¿Cómo diferenciamos las asignaturas que nos gustan con las que no?
  • ¿Qué podemos poner en las asignaturas que más nos cuestan?
  • ¿Dónde ponemos las horas, y nombres de los días?
  • ¿Cómo dividimos las horas, o las medias horas?

¿Potenciar la memoria o potenciar los hábitos y rutinas? Si queréis que vuestr@ pequeñ@ utilice el horario para cuando tenga que organizar la mochila o hacer los deberes, es recomendable ponerlo en un sitio que no sea muy común mirar, como delante de la cama, o delante de la puerta, es preferible que se coloque en sitios que se tenga que hacer un mínimo esfuerzo para leerlo. ¿Por qué? A más veces que lo vea, menos atención le va a prestar porque su cabeza se acostumbra. Si queremos que se lo aprenda de memoria, es mejor colocarlo en sitios donde más se vea ya que facilita su lectura, potencia que la cabeza se acostumbre y se integre en su memoria.

crayons-1445053_1920

PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR, TENGO MIEDO QUE ESTE AÑO LE CUESTE MÁS APROBAR LAS ASIGNATURAS

Existen muchas dificultades que favorecen la aparición de suspensos, por ejemplo, en matemáticas o lengua. Las exigencias de cada asignatura son diferentes y se trabajan habilidades que requieren un esfuerzo extra al niño o niña. Por ejemplo, ¿y qué pasa cuando no se les da bien matemáticas? Que por desarrollo las exigencias de matemáticas (como el razonamiento o cálculo matemático) pueden ser demasiado elevadas.

¿Cómo podemos saber si hay grandes dificultades?

Lo recomendable es solicitar una evaluación a un profesional clínico especializado en la materia, sino existen signos que pueden hacernos ver las dificultades:

¿SU HIJ@

  1. …tiene problemas en atarse los cordones u otras actividades de la vida diaria?
  2. …cuando se sienta parece que se resbala hacia abajo y toma una postura poco erguida como si estuviese cansado?
  3. …le cuesta mucho pensar en un juego y enseñar los pasos de alguno que otr@s compañer@s no sepan?
  4. …parece que lee, escribe, deletrea o calcula por debajo de su edad, de forma muy pausada y costándole mucho?
  5. …le cuesta memorizar material como nombres, información de clase o poemas?
  6. …aprovecha todo el espacio de una hoja en blanco cuando dibuja o pinta?
  7. …entiende órdenes o seguimiento de pasos que involucre relaciones espaciales?
  8. …le cuesta utilizar tijeras, o regla y lápiz, utilizando de manera coordinada una mano o ambas?
  9. …le cuesta llevar a cabo actividades que requieran orientación espacial?
  10. …le cuesta interaccionar con otros compañeros?
  11. …tiene interés en nuevos objetos y puede aprender o a desenvolverse con ellos?
  12. …se distrae fácilmente cuando tiene que hablar con alguien, o cuando está comiendo con otras personas?
  13.  …utiliza mucho los juegos electrónicos y parece que se olvida del tiempo, pasando largas horas jugando sin límite?

Las preguntas de la 1 a la 3 son para niñ@s menores de 8 años, y de la 3 a la 13 entre 8 y 13 años. Si la mayoría de las respuestas son que sí, o bastante, es recomendable pedir una cita orientativa en el área de Terapia Ocupacional para facilitar la independencia de su hij@ en las actividades escolares.

TODO SE PUEDE POTENCIAR

Las habilidades espaciales, visuales, atencionales, memoria, escritura, mentales de organización y planificación, sensoriomotoras , etc., sirven para llevar a cabo actividades, aprender de ellas, y finalizarlas de manera que l@s pequeñ@s se puedan adaptar. Es por ello que puedan existir problemas de desarrollo, que algunas habilidades cuesten más desarrollarse que otras. La manera de hacerla las actividades para que así se consiga un desarrollo óptimo en todas las habilidades, con ejercicios y técnicas añadidas, puede prevenir dificultades de aprendizaje clínicas, abandono escolar, disminución de autoestima y seguridad de uno mismo, y retraso en la adquisición de habilidades.

¡CUENTA CON NOSOTROS!

PETICIÓN DE CITA PREVIA

91 488 9005
fcu,terapia.ocupacional@clinica.urjc.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s