Educación para la igualdad

La importancia de la educación en la igualdad
Especial Día Internacional de la Mujer 2017

 

Si el objetivo final es que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades, hay que empezar por educar a nuestros hijos en la igualdad de género, de esta forma, no será necesario un día de la mujer.

Los estudios avalan que los hombres son evaluados de una forma más positiva si muestran “características masculinas” y lo mismo ocurre a las mujeres que presentan “características femeninas”. No somos conscientes, pero todos tenemos muy arraigado algunos prejuicios y actitudes. Para romper con este ciclo es muy importante la educación de los más pequeños, pero no sólo la educación que reciben en el centro escolar, sino en casa. Los niños son esponjas que todo lo absorben, cómo nos repartimos las tareas en el hogar, cómo resolvemos los conflictos, cómo nos calificamos o descalificamos cuando estamos enfadados, cómo nos referimos a diferentes hombres o mujeres de nuestras vidas, es escuchado y visto por los más pequeños. Estas ideas y comportamientos formarán la base de sus creencias y actitudes del futuro.

Por ejemplo, si una madre dice: “yo siempre plancho, porque Paco no tiene ni idea, y cada vez que coge la plancha me pone mala…” Un niño o niña que escuche esto, puede pensar, que papá, que es hombre, no tiene capacidad para planchar y eso es además motivo de burla, más si probablemente tampoco ha visto a su abuelo o a su tío planchar, por lo que terminará generalizando la idea de que es una tarea femenina y que solo las mujeres la sabemos hacer.Estas relaciones entre hombres y mujeres, que los niños ven en los adultos, las reproducen en sus interacciones con los iguales, y terminan ellos mismos por hacer un “control del género” con sus compañeros y compañeras en sus relaciones.

También encaminamos a nuestros hijos, probablemente sin darnos cuenta, hacia juegos masculinos y femeninos. Los niños sólo quieren jugar, somos nosotros quienes les enseñamos que en función de si son niños o niñas está bien o mal un determinado juego para ellos: construcciones, cocinitas…

En consulta, por ejemplo de Psicología Infantil, los padres también actúan de forma diferente, en algunas ocasiones. Hay padres que “descargan” toda la responsabilidad de la terapia y el trabajo que se tenga que hacer en casa en la mujer. Son ellas las que toman nota, apuntan la cita siguiente, suelen mostrarse más preocupadas, son las que suelen llevar el peso de la conversación y plantear más conflictos o preguntas. Es probable que el origen sea una cuestión cultural, a las mujeres se nos ha enseñado que somos las responsables del cuidado de los hijos, y la terapia en psicología es parte de ese cuidado. Aunque es cierto que esto, afortunadamente, está cambiando mucho y cada vez son más los padres que, no sólo acuden a consulta, sino que participan en ella tanto o más que las madres.

La educación de los más pequeños es fundamental para el mundo en igualdad que todos anhelamos. Ellos serán los adultos que marcarán el rumbo del futuro. 

IMG_20170308_124947

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s