¿Por qué mi pareja no me entiende?

¿POR QUÉ MI PAREJA NO ME ENTIENDE?

¿Por qué no me entiende?, ¿siempre las mismas discusiones?, ¿qué puedo hacer para que me entiendas? Son algunas de las preguntas o frases que nos hacemos dentro de una relación de pareja.

En ocasiones la relación de pareja se hace difícil en especial por la mala comunicación y debido a esto se producen conflictos que pueden durar mucho tiempo y pueden acarrear bastantes costes para la relación. Por eso desde el Área de psicología de adultos vemos importante dar una serie de pautas para poder comunicarnos de una manera mucho más adecuada.

La pareja como cualquier otra relación está expuesta a tener conflictos y por mucho que lo demoremos habrá que afrontar el problema. Los conflictos pueden fortalecer o debilitar la relación dependiendo del acuerdo al que lleguen ambos miembros. Frecuentemente los problemas que surgen son identificados como negativos y destructivos, sin embargo, pueden aportar muchos aspectos útiles en la relación, por ejemplo conocer los sentimientos del otro y llegar a acuerdos que nos hagan sentir más satisfechos con la relación.

Nuestra pareja es la persona con la que pasamos la mayor parte del tiempo y si convivimos con ella se hace realmente imprescindible llegar a acuerdos. Las discusiones más recurrentes en pareja son por las tareas de casa, actividades de ocio conjuntas e individuales, celos, familias de origen, economía, educación de los hijos…

Cada uno de nosotros hemos aprendido unas costumbres y una manera de comportarnos bien por lo que nos han enseñado nuestras figuras de referencia (padres, tíos, primos, profesores, amigos…) como por experiencias que hemos vivido. Así cada uno tendremos un comportamiento diferente ante situaciones similares y es importante respetar la forma del otro. Este será un aspecto clave en la comunicación, la empatía. Es decir, entender que nuestra opinión/argumento/idea no es absoluta sino que pueden existir muchas verdades y todas son válidas y a tener en cuenta.

Las expectativas de pareja que tenemos sobre la relación, sobre como nosotros tenemos que comportarnos y sobre como el otro miembro debería actuar influyen en la relación de manera evidente. Algunas de las creencias de pareja más frecuentes son: “si me quisiera debería saber que estoy mal”, “debo estar siempre de acuerdo con él/ella”, “compartir todas las actividades que hagamos”, “perdonar y justificar todo por amor” “tengo que darlo todo por la relación”, “cualquier sacrificio es poco por el amor”, “ no sentiré esto nunca más por otra persona” etc. Estos mitos influyen de manera negativa en la relación. Por ejemplo, si estamos tristes comuniquémoslo a nuestra pareja, expresemos nuestras emociones, esto hará que nuestra pareja nos entienda mejor y nosotros también nos desahoguemos.

¿Qué puedo hacer para comunicarme de forma más eficaz con mi pareja?

img-20170123-wa0015

Alguna de las pautas más efectivas en la comunicación son:

  • Empatía, intentar entender la postura del otro y expresarlo: entiendo que sientas….
  • Elegir el momento adecuado donde ambos estemos tranquilos para comunicarnos.
  • Expresión facial, será acorde a lo que queremos transmitir.
  • Cuidar nuestra postura corporal, nuestros gestos.
  • Tener claro cuál es el objetivo de la comunicación: ¿qué es lo que quiero que mi pareja entienda?
  • Hablar de nuestros sentimientos y emociones, de cómo me hace sentir una determinada situación.
  • No atacar al otro, hablar de mí. Ejemplo: me siento triste cuando ocurre “x” situación…
  • Dar una alternativa de solución cuando hago una crítica al otro, de cómo se me ocurre a mi solucionar este problema.
  • Preguntar al otro que ha entendido de lo que le hemos contado. A veces el otro ha entendido algo diferente a nuestro mensaje, si preguntamos que ha entendido nos cercioraremos que ha entendido nuestro mensaje.
  • Negociar los acuerdos en los que ambos cedáis en algún punto. Hay que flexibilizar las posturas de ambos y esto será más fácil si empatizáis algo con el otro.

Una de las herramientas que utilizamos en psicología para el control de las discusiones es el tiempo fuera, es decir, una salida temporal de la situación de discusión. Por ejemplo si me encuentro muy nerviosa en la discusión o veo que el otro está nervioso le comunicaremos que vamos a salir de la situación siempre ofreciéndole una explicación de por qué nos vamos (me encuentro muy nerviosa…). El único motivo de realizar tiempo fuera es para proteger la relación y cuidarla, por eso salimos de manera breve para poder relajarnos y reconducir la conversación de la manera más ajustada y tranquila para reincorporarnos a la situación de comunicación cuando estemos preparados.

Pautas para mantener la salud en pareja

Como forma de prevenir los conflictos en la pareja, intenta mantener una buena relación con tu pareja buscando esos momentos de intimidad con ella, preguntarle cómo se encuentra, realizando pequeños placeres en pareja (actividades que os puedan gustar a ambos y con las que disfrutéis), conductas de cariño (abrazos, besos, caricias), elogiar a tu pareja (aquellas cosas positivas que te gustan o que te ha hecho sentir bien en un momento determinado).

img-20170123-wa0021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s