Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

¿Qué puede hacer la Terapia Ocupacional para el TDAH?

Área de Terapia Ocupacional de la Clínica Universitaria de la URJC. Hoy día, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad es una dificultad muy habitual en el ámbito psiquiátrico-pediátrico, y suele llamar la atención por la dificultad en llevar a cabo las actividades de la vida diaria. ¿Qué pasa en la cabeza de estos niños, que muchas veces se sienten  poco comprendidos? En Terapia Ocupacional vemos al niño/niña de una manera que puede ayudar a intervenir las posibles dificultades que se encuentran en el colegio, en casa y en los diversos entornos que exigen un mínimo de atención, control de impulsos y regulación.

El niño para hacer las diversas actividades que tiene que hacer a lo largo de las semanas, necesita que haya un correcto funcionamiento a nivel neurológico, psicológico y conductual para poder adaptarse a las exigencias del entorno o de la actividad al hacerla. Pongamos un ejemplo, si un niño tiene dificultades a nivel de atención, de impulsividad, y de hiperactividad, le va a costar mucho más entender la finalidad de ir a clase, el comportamiento y normas sociales exigidas en el aula, la importancia que tiene para él hacer los deberes o las tareas mandadas por el profesor, y los pasos que se tienen que llevar a cabo para conseguir la meta que se propone en clase. Esto provoca que haya limitaciones en el desempeño de la actividad de estar en clase y hacer los deberes, que muchas veces provoca que el niño tenga poca autoestima y seguridad, por la cantidad de suspensos que acarrea por no hacer las actividades exigidas para aprobar, que los compañeros no quieran estar con él mucho tiempo porque siempre molesta, se está moviendo, etc.

Tu hijo/hija…

  • Tiene problemas en organizar los deberes que le mandas.
  • No atiende y se distrae con dificultad.
  • Da la impresión de que él o ella no te ha escuchado las instrucciones que se le han mandado.
  • Da la impresión de que es descuidado y tiene errores por ser muy impulsivo.
  • A menudo llama la atención en clase.
  • Tiene la dificultad de esperar turnos en actividades grupales.
  • Falla en seguir lo que el profesor o los padres le mandan.
  • Da la sensación de que no ve la actividad de una manera global, sino que se preocupa mucho por los detalles provocando que posteriormente deje la actividad.
  • Tiene un alto nivel de actividad motora.
  • Tiene cambios emocionales.
  • Poca seguridad en las relaciones interpersonales.

Si existe alguno de estos comportamientos o actitudes pueden ser por varios motivos. En Terapia Ocupacional sabemos y entendemos que las actividades exigen a cada persona una serie de habilidades, por ejemplo, para leer tienes que entender y reconocer cada una de las palabras que estás leyendo, como también ser capaz de seguir el hilo del texto y saber si podemos compararlo con situaciones cotidianas que se asemejen a lo que pone en el texto, ¿no? Pues eso exige una buena percepción visual, lenguaje, atención, memoria, entre otras. En el aula, en el recreo, en casa, y en todos los entornos dónde se lleven a cabo todas las actividades del niño pasa lo mismo. ¿Qué pasa si hay dificultades en las habilidades del niño/niña para llevar a cabo la actividad? Pues habrá que saber si es una dificultad en el niño, en el entorno o incluso en la manera de hacer la actividad.

DSC_0345

Las dificultades se pueden afrontar por medio de diferentes técnicas:

  • Actividades que trabajen las diversas habilidades que puedan verse dificultadas.
  • Adaptación del entorno dónde se lleva a cabo las diversas actividades, con el fin de reducir las dificultades en el posible manejo de los materiales, sitios, etc.
  • Reestructuración de la actividad, es decir, y si hacemos que la actividad que es tan difícil se puede hacer más fácil por medio de pequeños pasos.
  • Intervención con ayuda de la familia y del colegio para que se trabaje de la manera más eficaz para el/la niño/niña.

DSC_0307

En Terapia Ocupacional entendemos las dificultades que ocasionan las diversas ocupaciones, o actividades, se pueden trabajar por otras actividades que sean significativas para el pequeño de la casa, como el juego, para trabajar las habilidades que tengan retrasadas, deterioradas, o incluso ausentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s