¿Este tiempo me esta enfriando?

¿Este tiempo me está enfriando?
El primer día de Otoño y sus cambios

 Área de Terapia Ocupacional y área de Psicología de la Clínica Universitaria de la URJC

Irritabilidad. Pocas ganas de trabajar. Poco apetito. Cambios emocionales bruscos. ¿Te suena? No te asustes, puede ser que el otoño traiga consigo muchos cambios repentinos, y que nuestro cuerpo y mente creen estas respuestas para adaptarse a esta situación.

El verano ha pasado, y las horas de luz nos recuerdan cuán lejanos quedan esos días en el que la máxima preocupación era planificar cuántas horas al sol, qué actividades de ocio estructurábamos e incluso quién se acerca a ver a este familiar o a visitar este sitio. Las temperaturas bajan, y nuestro estado anímico también. El sistema inmune se ve afectado, ya que las defensas pueden bajar y eso provocar problemas intestinales, los resfriados, y situaciones que nos hagan buscar como acompañante un plato de sopa, sofá y una manta. ¿Estamos preparados para adaptarnos a estos cambios estacionales? ¿Se puede hacer algo para sonreír al otoño y contraponer la imagen de las hojas caídas? ¿Pueden servir esas hojas caídas como abono para que crezca algo nuevo en nuestro día a día?

Nuestro organismo trata de adaptarse a los cambios ambientales (horas de luz, cambios de temperatura, cambios climáticos) y por este motivo se alteran nuestros biorritmos, incluso nuestro ciclo de vigilia-sueño.

Este efecto es debido en gran medida a la actuación de la melatonina, la hormona responsable de regular el sueño o la temperatura corporal. La producción de melatonina aumenta cuando disminuye  la luz solar y este incremento provoca una bajada de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Esta disminución de serotonina tiene como consecuencia esos conocidos efectos de tristeza, apatía o cansancio.

Es un estado totalmente transitorio, en el que si conocemos lo que nos pasa y utilizamos algunos trucos para poder sobrellevar este cambio, lograremos darle la bienvenida al otoño de una forma saludable.

 Los expertos de Terapia Ocupacional y Psicología aúnan fuerzas para dar una serie de pautas que puedan hacer que tu día sea una aventura, mejorando la calidad de vida:

  • Organiza bien lo que tienes que hacer en el día, muchas veces al volver del verano tenemos un ritmo de vida, de planificar y ejecutar las actividades y tareas más lenta a como lo hacíamos antes de las vacaciones. El tiempo no come, ¡cómete tú al tiempo!.
  • Intercala entre las actividades que te conlleven mucho esfuerzo con las que no te conlleven tanto.
  • Busca combinar actividades al aire libre con las de dentro de casa. Intenta exponerte unos minutos a la luz solar.
  • ¿Has hecho el cambio de ropa? Eso puede ayudarte a tener más opciones en temperaturas cambiantes, ayudando también a nuestro sistema inmune.
  • El ejercicio físico es uno de los grandes apoyos para nuestro cuerpo, para el cambio que vaya sucediendo dentro de él, por eso recomendamos paseos tras esos colores rojizos en los atardeceres, o cambiar los paseos en coche por una bicicleta.
  • ¿Qué haces en tu tiempo libre? Hay veces que nos conocemos tanto, que buscamos actividades que nos hacen descansar y las hacemos rutinariamente, pero eso muchas veces dificulta el enfrentarnos al trabajo. Un buen descanso para el cerebro y para el cuerpo es el explorar, indagar, buscar nuevas formas de hacer las cosas, por ello, la cocina es un elemento estrella para estas situaciones. Trabaja paso por paso, secuencia lo que tienes que hacer, te hace medir, probar, regular lo que se hace, y llevarte algo al estómago con lo que motivarte durante todo el proceso. ¡La comida es uno de los mejores amigos del sistema inmune! Pintar, juegos de mesa, son otras de las opciones.
  • Cuida tu alimentación: una dieta rica en frutas y verduras aumentará tu energía diaria.
  • ¿Te despiertas a gusto? ¿te has planteado el ajustar tus horas de sueño a las horas de luz? Cuida tu descanso y duerme lo necesario: tendrás que adaptar tus horarios a las nuevas horas de luz solar. El despertarnos un poco antes de lo que lo hacemos en el día a día, es una manera de ser más eficiente en la forma de estructurar las actividades y de alcanzar los objetivos que nos plantee el trabajo, la familia-amigos y nuestras necesidades.
  • Comparte actividades y tu tiempo con gente que comparta aficiones, aspiraciones e incluso objetivos. ¡Una buena compañía en cualquier actividad es el mejor medicamento para la motivación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s