ORTOREXIA

Ortorexia, un nuevo trastorno alimenticio que nace de la obsesión por comer sano

Área de Psicología Infantil de la Clínica Universitaria de la URJC.

Llevar una vida sana y saludable, evitar los alimentos transgénicos, procurar comprar alimentos orgánicos y “bios” es un buen hábito. Sin embargo, este hábito lleva, en muchos casos a convertirse en obsesión y, en el peor de los casos, en un trastorno de la conducta alimentaria: la ortorexia, o la obsesión por comer demasiado sano. Una enfermedad en crecimiento que, según la OMS, ya afecta al 28% de la población de los países desarrollados.

¿Qué es?

La ortorexia es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana. Las personas que sufren esta patología se ven obligadas a seguir una dieta que excluye la carne (en ocasiones), las grasas, los alimentos cultivados con pesticidas o herbicidas y las sustancias artificiales que pueden dañar el organismo. La ortorexia puede acarrear carencias nutricionales e incluso puede causar una enfermedad psiquiátrica.

El ortoréxico no suele pensar en sustituir los alimentos que rechaza por otros que puedan aportarle los mismos complementos nutricionales. Esto se traduce en anemia, carencias vitamínicas y/o falta de energía.

Esto suena contradictorio. ¿Cómo puede ser que centrarse en los alimentos sanos pueda ser malo? Esta aparente contradicción ha comportado muchas críticas, pero el énfasis está en ser una “obsesión“. Una persona puede tener una obsesión con algo que es sano para las demás, como el ejercicio. Paradójicamente, este comportamiento en vez de evitar la enfermedad, llega a provocarla

La ortorexia empieza como un inocente intento de comer más saludable, pero el ortoréxico se fija en la calidad y la “pureza”. El ortoréxico se vuelve más y más obsesivo preguntándose por qué y cuánto comer, y cómo hacer frente a los “deslices”. Cada día es un día para comer bien. La autoestima aumenta en base a la pureza y cumplimiento de su dieta y con frecuencia se siente superior a otros, especialmente en lo que respecta a la ingesta de alimentos.

¿Y cuál es el problema?

La dieta del ortoréxico en realidad puede ser poco saludable. Los problemas nutricionales dependen de la dieta específica que la persona se ha impuesto a sí misma. Los problemas sociales son evidentes. Un ortoréxico a menudo puede estar aislado socialmente, ya que planea su vida alrededor de la comida. Es posible que tenga poco espacio en la vida para otra cosa, o que la mayor parte del tiempo lo pase planificando dietas o informándose del origen y “calidades” de los alimentos. Los ortoréxicos pierden la capacidad de comer de forma intuitiva, de hacerlo cuando tienen hambre, en las cantidades que necesitan o reconocer cuando “están llenos” o saciados.

Causas

Suele manifestarse en personas con comportamientos obsesivo-compulsivos. Se ha observado también, que muchos pacientes que han sufrido anorexia nerviosa, al recuperarse, optan por introducir en su dieta sólo alimentos de origen natural, probiótico, cultivados ecológicamente, sin grasa o sin sustancias artificiales que puedan causarles algún daño.

Síntomas

El síntoma principal que caracteriza a esta enfermedad es la preocupación excesiva por todo lo que se ingiere. Los pacientes invierten un gran número de horas al día planificando y preparando las comidas. Suelen ser tan estrictos que incluso se sienten culpables cuando lo incumplen y se castigan con dietas y ayunos aún más rígidos. Del mismo modo, eliminan por completo determinados alimentos en su dieta, no sólo carnes y grasas, sino también otras sustancias como el azúcar.

A diferencia de otros trastornos alimenticios, los ortoréxicos son personas muy abiertas con sus reglas de alimentación y no se esconden, suelen mostrarse orgullosos de ellas frente a otras personas. También suelen menospreciar a aquellas personas que no siguen reglas dietéticas, por lo que la persona puede verse aislada socialmente.

La ortorexia nerviosa suele comenzar con hábitos de vida saludables que se convierten en obsesión y puede provocar en las personas grandes pérdidas de peso.

Prevención

Para evitar llegar a la obsesión por la alimentación sana, los especialistas recomiendan seguir los siguientes consejos:

* Regirse por una comida sana que incluya la cantidad y variedad de alimentos que el organismo necesita para funcionar correctamente.

* Es importante que se incida en la educación de los niños a través de consejos como la tolerancia de uno mismo y de los demás y educar en base a modelos de belleza y conducta no estereotipados.

Diagnóstico

Debido a que existe una fina línea entre la comida sana y la obsesión por la misma, se debe recordar que la clave para el diagnóstico de cualquier enfermedad de tipo mental es que el trastorno cause daño a la persona, tanto físico, social, como emocional.

Para detectar la ortorexia, los especialistas han establecido una serie de preguntas:

* ¿Se preocupa más por las características saludables de lo que come que por el placer de comerlo?

* ¿Pasa más de tres horas al día pensando en comida saludable?

* ¿Se siente superior respecto a otras personas que no comen como él/ella?

* ¿La calidad de su vida disminuye a medida de la calidad de su dieta ha aumentado?

* ¿Se siente culpable si se salta su régimen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s